Por Deisy Rivas | Abriendo Brecha.

En la comunidad Santa Marta, Cabañas, las agujas del reloj señalaban las 02:30 de la madrugada del domingo 13 de enero de 2019. A esa hora los hombres y mujeres, de todas las edades, se empezaban a encontrar en la plaza comunitaria. El frío traspasaba los gruesos suéteres obligándoles a entrelazar sus brazos mientras esperaban, pacientemente, el abordaje del bus que les llevaría a Mesa Grande, departamento de Ocotepeque en Honduras.

Por Marixela Ramos | Abriendo Brecha.

Con consignas como “ni una más” y “basta ya de feminicidios”, más de doscientas mujeres de la comunidad Santa Marta realizaron la “Caminata por la Salud y la Vida de las Mujeres”, un recorrido que estuvo lleno de colorido, de fuerza y alegría por la lucha y reivindicación de los derechos de las mujeres.

Cantón de Santa Marta (EL Salvador): los pobladores han combatido el extractivismo minero y rechazan la privatización del agua

Enric Llopis | Rebelión

La comunidad de Santa Marta (departamento de Cabañas) recuerda anualmente la masacre del río Lempa, ocurrida el 17 y 18 de marzo de 1981; a causa de los ataques terrestres y aéreos perpetrados por el ejército de El Salvador, con la complicidad de Estados Unidos, esos días murieron decenas de campesinos (algunas fuentes hablan de centenares) entre los miles que pretendían atravesar el río y huir hacia Honduras, después que los militares hubieran penetrado en las aldeas; “quemaron las casas y cosechas, y mataban a cuantas personas encontraban a su paso”, según los pobladores.

(Tomado del libro Donde anida el torogoz. Sistematización de la experiencia organizativa de Santa Marta)

La primera visión de Santa Marta que apareció ante los ojos de su gente fue sencillamente desoladora. Allí no había quedado nada: ni una vivienda en pie. Apenas las paredes de lo que otrora había sido la escuela, recordaban que un día había existido vida. Acostumbrados a años de penurias, los repobladores hicieron acopio de todo su amor por esa tierra y acamparon a la intemperie, “como ganado en pasto”, como ellos acostumbran a decir. Carecían de todo, menos de coraje. Por eso, y con el mismo espíritu que los acompañó en los tiempos del exilio, armaron sus “ranchos negros”, hechos con plástico de ese color y sostenidos por varitas de madera y se dispusieron a reiniciar sus vidas.

Por Abriendo Brecha | Ramiro Laínez

Con mucha alegría y entusiasmo decenas de personas de la comunidad Santa Marta junto a personas de instituciones del gobierno, estudiantes de universidades, ongs nacionales e internacionales y público en general, se hicieron  presentes el pasado martes 16 de octubre a la pantalla grande del Cine Reforma en San Salvador, con el propósito de presenciar el documental denominado: 25 años de regreso a casa “vivir la historia es nuestra manera de hacer futuro”, que relata los niveles de organización y lucha vividos en la comunidad desde la década de los 80 hasta la actualidad.

­